Haz algo por tus hijos

Otro modelo educativo abierto y libre es posible

Fábula. El profesor que no tenía clase y el niño que no iba al colegio. Del libro "Papa no quiero ir al cole. Me aburro"

Hoy quiero compartir con vosotros la Fábula que cierra el libro "Papa no quiero ir al cole. Me aburro"

¡Barcelona 2070 o mucho antes…!


Papa, hoy he estado con el abuelo y hemos ido a ver a unos amigos suyos.Me ha llevado a visitar el “Museo del Colegio“ y allí nos estaba esperando Victor el Director

Me ha dicho el abuelo y su amigo que cuando eran niños se tenían que levantar muy temprano y pasaban 8 horas en “colegios“ sin poder estar con sus papas!

Incluso tenían que comer fuera de casa. ¿Es verdad?

Si cariño, antes los papas del abuelo tenían que trabajar fuera de casa en unos sitios que llamaban oficinas, tiendas, fabricas, también en colegios y hospitales.

También tenían que levantarse muy temprano y trabajar muchas horas. Muchas veces cuando llegaba a casa sus papas, el, ya estaba dormido y no podían ni jugar un rato con él.

¿Papa que es eso de las tiendas?

Antes comprábamos las cosas en unos sitios donde podías tocarlas y verlas. Había grandes espacios para ir a pasear y mientras comprabas también podías tomar algo o ir a unas salas que pasaban películas se llamaban “cines“.

A los cines les paso como a los colegios un buen día la gente dejo de ir. Ya no llevaron más a sus hijos. No hacía falta.

¿Y eso de las fábricas y las oficinas que decías?

Todas esas cosas que compraban las producían personas que les pagaban para que las montaran, las construyeran, y las desplazaran hasta las tiendas. Y la gente iba a las “oficinas“ para organizar todo ese trabajo.

Ah!

¿Pero entonces no tenían colaboradores que lo hacían?

Bueno sí que había, pero no eran todavía como nosotros. Eran maquinas un poco rudimentarias que las llamaban robots, y no eran independientes por sí mismos. Pero fueron muy útiles para el desarrollo de lo que tenemos hoy. Y también fueron los provocaron una gran parte de los cambios en la sociedad.

¿Y los niños no podían jugar si iban al colegio?

Si cariño claro que jugaban, durante media hora a la hora del patio. Mientras se comían el bocadillo.

También jugaban cuando salían del colegio, antes de hacer los deberes se quedaban un rato. Pero poco, porque tenían que ir a casa y acostarse pronto porque había que madrugar.

Algunos niños, bueno muchos, además del colegio hacían deportes y otras actividades en función de lo que les gustaba. Futbol, basquet, rugby, atletismo, etc. Hoy todos esos deportes han evolucionado mucho y les llamamos de otra manera.

La Música en aquel tiempo también era muy importante y conectaba con el espíritu de la gente y la animaba. Era una manera de escapar de la rutina diaria.

Además las ciudades no eran entornos muy seguros y los niños no podían estar solos en la calle porque era muy peligroso, les podían pasar cosas. !Había gente mala!

¿Que eso de gente mala papa?

Bueno gente que les podía hacer daño. Como cuando te caes. Los papas del yayo tenían que ir con él, a casi todos los sitios cuando no estaba en el colegio. Porque les daba miedo que le pudiera pasar alguna cosa.

Bueno el yayo también me ha dicho, que tenían que aprender de memoria muchas cosas. Y que ahora ya no se acuerda de casi nada de lo que le enseñaban.

¿Para que tenían que aprender de memoria las cosas, si toda la información conocida ya sabemos dónde encontrarla? ¿Que cansado no? A mí me gusta mucho más pensar y experimentar.

Era una manera de aprender que beneficiaba a un tipo de niños y penalizaba a otros. Los que tenían buena memoria los clasificaban como listos y los que tenían poca pues les llamaban Tontos.

Y el yayo me ha dicho que con 5 años no era capaz de atarse los cordones de los zapatos pero sin embargo jugaba en un ordenador pequeñito por el que hablaban también y aunque no sabía casi ni leer lo sabía utilizar. Me ha enseñado como era!

Si, hoy sabemos que los niños aprenden jugando y soñando. Antes pensaban que jugar y soñar no era aprender. Nos costó mucho entenderlo. Fue todo un proceso!

Piensa que había gente que decía y se lo creía. “La letra con sangre entra“

A los papas del abuelo incluso les pegaban en el colegio para que aprendieran.

¿Pegarles? Estaban locos?

No, a la sociedad de aquella época le parecía normal y lo consentía. El profesor era toda una autoridad y no se le rechistaba.

Pero que es lo que hacían durante ocho horas en eso del “colegio“?

Básicamente copiar y escuchar. El resultado es que los niños se aburrían y muchos se ponían nerviosos.

Había personas que les explicaban cosas con el objetivo que las aprendieran y si no las aprendían o no prestaban atención les suspendían. Para que lo entiendas les castigaban y les obligaban a estudiar más en su casa y que sus padres les ayudaran.

Si no superaban las pruebas que les ponían. Les llamaban exámenes, los apartaban del grupo en el que habían estado desde pequeños y los dejaban con niños menores que ellos.

Muchos de ellos no podían y tenían que pagar a otros para que ayudaran a aprobar los exámenes.

A las personas que estaban con ellos en el colegio para que aprendieran les llamaban profesores.
Pero la sociedad empezó a cambiar y los profesores perdieron su autoridad y no conseguían motivar a los niños. No fue culpa suya, el sistema era muy antiguo y no soporto el cambio social que supuso la aparición de la Internet en la tierra.

En los casos más desesperados los padres incluso se veían obligados a medicarlos, para que se tranquilizaran y se estuvieran quietos en clase y no molestasen al resto.

Pero entonces ¿los drogaban? Sólo para que estuvieran tranquilos y no generaran problemas?

!Eso es¡

¿Y como consentían eso sus papas? ¿Porque los llevaban al colegio?

No tenían más remedio que claudicar y pasar por el aro. El gobierno les obligaba a los padres a llevar a los niños al colegio, en caso contrario el estado te podía quitar la custodia de tus hijos y los internaban en centros especiales.

Además la presión del colegio, la sociedad, la competitividad era muy fuerte. O eso, o si no te resignabas a que tus hijos serian un residuo no útil para la sociedad. A esa generación les llamaron injustamente NINI. Ni estudian Ni trabajan.

Volviendo a lo que me preguntabas. ¿Que hacían en 8 horas en el colegio?

Había que aprender sobre todo a leer y escribir primero para poder comprender las cosas que te explicarían años más tarde.

Hoy sabemos que el 80% de lo que se enseñaba no tenía ninguna utilidad.

Eso me ha dicho el abuelo...! me ha explicado también que leían “Libros“ en papel. Me ha enseñado unos que tenía guardado. !Qué cosa más rara!

Cariño hubo grandes libros, era la manera que tenía la gente de expresar el conocimiento. Ahora no hacen falta porque todo es más sencillo, pero en aquella época fueron muy importantes.

Sin ellos no habríamos llegado a donde hemos llegado hoy.

Y eso de los idiomas, ¿Porqué tenías que estudiarlos?

Pues porque era la única manera en que podías relacionarte con otras culturas. La manera de acércate a ellas y comprenderlos.

Costó mucho tener los sistemas que te permiten hablar con cualquiera sin ningún esfuerzo. Pero lo conseguimos.

Ahora me parece todo muy raro lo que me explicáis. Pero supongo que algún día lo entenderé.


Me voy a jugar y después he quedado para trabajar en mis sueños. !Hasta luego Papi! 

@josepmacia

@hazalgxtushijos

Date de alta en HazAlgoPorTusHijos y consigue nuestro libro gratis o compralo en Amazon

Otra educación es posible. ¿Quieres ayudarnos a hacerla posible? Ahora puedes participar en ¿Quien da más? Un sencillo programa de intercambios para conseguir nuestra primer centro de actividades en en Sitges(Barcelona) España. Coloca en comentarios lo que nos puedes ofrecer a cambio de la colección de posavasos de Forges y 3 revistas del gran maestro.   

Visitas: 143

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Haz algo por tus hijos para añadir comentarios!

Participar en Haz algo por tus hijos

Sobre

© 2020   Creado por Josep A. Macía.   Tecnología de

Reportar un problema  |  Términos de servicio